4.3.13

phyllis

 
phyllis, que lleva su nombre escrito en una pulserita en el tobillo, que él no podrá dejar de ver...
ella, que finge ofenderse con las insinuaciones del vendedor de seguros, pero que luego conseguirá que él asesine por ella... y que encima intente conseguirle una doble indemnización...
y aunque admito que es mala, mala, mala, también admito que me encanta... me encanta esa frialdad con la que mira cuando él no puede ver sus ojos...
y me encanta porque al final no puede volver a disparar... solo quiere que la abrace... aunque sea demasiado tarde, porque él no la quiere ya...
claro que él no puede evitar preguntarse, al final del final, si ella seguirá sola en aquella casa, o si la habrán encontrado ya...
 





2 comentarios:

patricia dijo...

hay que ser una gran actriz para interpretar a una mala verosímil con esa carita... y es que las malas malísimas tienen algo, verdad? casi siempre ocultan un rastro de humanidad...
muchos besos guapa!

Manderly dijo...

Soy un incodicional de Barbara, lo admito, pero creo que todos estaremos de acuerdo en que éste es un gran personaje y una buenísima película!
Todo un clásico del género negro!
Saludos.