8.3.13

lola

 
lola, la pobre hija del primer matrimonio del señor dietrichson, que aunque no soporta a su madrastra, intenta olvidar lo que sabe... aunque cuando su padre muere, es inevitable que recuerde, que su actual esposa era la enfermera que no cuidó a su madre como correspondía, dejandola destapada, y con las ventanas abiertas...
y es que ver como tu madrastra se prueba el luto días antes de que tu padre sufra un accidente, es, cuanto menos, sospechoso...
claro que para mí que lola se venga sin saberlo de la madrastra mala... ya que aunque ella quiere a su novio, y en el vendedor de seguros sólo busca ayuda, la verdad es que creo que él deja de querer a la madrastra mala para enamorarse de ella...
 

2 comentarios:

TRoyaNa dijo...

Naná,
servido queda tu encargo en mi blog,
espero que sea de tu agrado,para mí,desde luego,ha sido un placer,así que gracias de antemano.
bsts

patricia dijo...

pobre cenicienta... menos mal que al final las madrastras siempre acaban como se merecen, devolviéndote la fe en cierto tipo de justicia... (porque los otros están demasiado devaluados)
muchos besos guapa!