3.10.11

kay



la chica del saloon, que canta y todos callan... que cuida al niño cuando nadie se hace cargo de él...
cierto que no tiene buen ojo a la hora de enamorarse de un jugador sin escrúpulos, capaz de robar un caballo y un rifle en un lugar donde eso puede significar no poder sobrevivir...
menos mal que al final se deja llevar a casa y deja sus zapatos rojos en medio de la calle
(porque como dorothy, sabe que no le harán falta porque se está mejor en casa que en ningún sitio, y ella por fin ha encontrado un lugar al que pertenecer)



4 comentarios:

troyana dijo...

...qué texto tan poético le has dedicado...me ha gustado esa comparación con Dorothy...no creo haya otra actriz o mujer que sepa combinar sensualidad e inocencia de manera tan natural...
bsts

Manderly dijo...

Esta es una película que me gusta especialmente! Es un 'tipo' de Marilyn diferente y me gustaSaludos.

Saraiba dijo...

No la he visto, me la apunto! Ella me encanta asi que si está en pantalla merecerá la pena.

White Gold dijo...

yo tampoco la he visto, pero coincido con Troyana en que el texto es bellísimo, solo por eso seguro que merece la pena ver la película!!!