17.3.14

mary

 
 
mary evans, una preciosa camarera que está convencida de que lo único que necesita para convertirse en estrella es una oportunidad...
y la tendrá, y se convertirá en una estrella... y se enamorará de un millonario que también se enamorará de ella...
pero como ni siquiera en la vida de una estrella, todo es perfecto, las cosas empezarán a romperse poco a poco, y se romperán del todo cuando acoja en su casa a quien la descubrió, y ocurra una desgracia...
por suerte, en hollywood, incluso al desnudo, las cosas pueden acabar acabando bien, secuestro incluido...
 





1 comentario:

Patricia Barea dijo...

me acuerdo de aquella metáfora de antonio banderas que tanto me gustó, comparando Hollywood con una estrella del árbol de navidad, que por delante brilla y por detrás es de cartón... pero como disfruto con los finales bonitos...
muchos besos guapa!