20.6.13

maruschka

 
la pobre criada, que no solo cree en la promesa que su señor le hizo de que se casaría con ella, sino que le entrega los ahorros de toda su vida cuando él finge que llora...
claro que una cosa es dejarse chulear, y otra, prepararle una cita con otra... así que creo que es normal que le prenda fuego a la torre...

2 comentarios:

patricia dijo...

visto lo visto, parece justificado...
las pobres criadas, casi siempre se llevan la peor parte...
muchos besos guapa!

patricia dijo...

visto lo visto, parece justificado...
las pobres criadas, casi siempre se llevan la peor parte...
muchos besos guapa!