17.12.12

scarlett

 
la alocada y rica heredera, que es enviada a europa para que olvide su sexto compromiso (antes de cumplir la mayoría de edad)
claro que al final es peor el remedio que la enfermedad, ya que scarlett en berlín, no se compromete, sino que directamente se casa en secreto con un miembro del partido comunista que pretende llevarsela a moscú, para desayunar, comer y cenar en la cama (no por romanticismo, sino por falta de mobiliario)
claro que poco a poco, el "contigo pan y cebolla" va dejando paso a la parte práctica de vivir bien siendo capitalistas,
porque ella está dispuesta a pasar hambre por amor, pero no a que su futuro bebé se críe en la urss (abreviatura de rusia, según ella...)
scarlett, que no es consciente de todo lo que el pobre señor macnamara hace por ella...
 

1 comentario:

patricia dijo...

a mí las ricas herederas que sacan los pies del plato para echarse un novio rojillo me caen genial... lo malo es que al final les sale la niña mimada que llevan dentro...
muchos besos guapa!