11.6.12

grusinskaya


madame grusinskaya... la genial bailarina que de paso por berlín se hospeda en el gran y ve con terror como se acaba su carrera...
la genial bailarina que después de tantos años sigue teniendo pánico escénico y a la que cuando huye de la representación, nadie echa de menos...
menos mal que en su habitación está escondido un barón metido a la ladrón que la salvará de la soledad que ella misma busca, y le devolverá una fé que tenía perdida...
porque nada como verse en otros ojos para recuperar las cosas que a veces se nos olvidan...

4 comentarios:

patricia dijo...

divina, de la cabeza a los pies... con sus miedos y contradicciones, sus inseguridades, pero rezumando divinidad por cada uno de sus poros.
muchos besos guapa!

deWitt dijo...

Tan etérea!!!

TRoyaNa dijo...

la Garbo tiene un aire distante que la hace enigmática...
me ha gustado eso de "nada como verse en otros ojos para recuperar las cosas que a veces se nos olvidan..."
Bsts

Manderly dijo...

Maravillosamente divina!!
Saludos.