4.1.12

sarah


sarah... que tiene un nombre bíblico que él no llega a saber que significa...
que le deja que la acompañe a casa pero que no le deja entrar...
volverá cojeando a la cafetería de la estación y protagonizará una de las escenas mas inolvidables que he visto nunca
(cuando ella entra, él la mira y sin mediar palabra la coge por los hombros y se la lleva)
porque me encanta cuando él vuelve a cerrar la persiana...
y esa máquina de escribir donde ella intenta poner en palabras su historia de amor...
porque solo ella tiene la dulzura para desabrocharle la camisa cuando a él le rompen los pulgares y de irse con él, aún sabiendo que no será una buena idea...
inolvidable sarah, que se enamora de un buscavidas y que sin quererlo, le da lo que le faltaba para ganar la partida...

2 comentarios:

patricia dijo...

esta peli no la conozco, pero sarah me gusta. por lo de seguir los dictados del corazón aunque sepa que no será buena idea...
muchos besos guapa!

Manderly dijo...

Lo cierto es que hace tanto que he visto esta película que sólo recuerdo a Paul Newman.
Me había gustado, eso sí. Tendré que repasarla.
Saludos.