23.1.12

muriel


la señora blandings, que solo quiere tirar un tabique de su pequeño piso neoyorkino y que acaba embarcada junto a su marido en la compra de una casa que se cae a pedazos y que hay que tirar abajo y volver a construir entera...
muriel, que se encuentra viviendo en una casa sin ventanas, y con el abrigo puesto por la casa antes de irse a la cama...
y él le pregunta porque se casó con él y ella sólo le sabe responder que quizás porque se enamoró de él, aunque no sepa darle mas porqués...

4 comentarios:

patricia dijo...

es que con esa razón basta y sobra, no? contigo pan y cebolla, o casas destrozadas...
muchos besos guapa!

Saraiba dijo...

No lo he visto! Me la apunto

Manderly dijo...

Yo tampoco la he visto, pero con esa pareja... promete.
Saludos.

Sergio dijo...

Creo haberla visto pero no la recuerdo, rebuscaré entre mis clásicos.