29.8.11

sugar kane




la dulce sugar, que acaba en la banda de sweet sue tocando el ukelele, huyendo de su gran debilidad: los saxofonistas.
pero no podrá evitar enamorarse de un saxofonista disfrazado de millonario, con gafas y yate y problemas imaginarios e inventados con las chicas...
nadie sino ella podría empañar las gafas de tony con un beso...
y salir corriendo tras "josephine" después de ese beso en el escenario...
para un happy end perfecto...

pd. yo de mayor quiero ser como sugar...

 

3 comentarios:

patricia dijo...

ya lo sabía, jeje...
una peli maravillosa, que no sería lo mismo sin ella...
yo anoche disfruté como una enana con "como robar un millón", otra genialidad de wilder...
muchos besos guapa!

Saraiba dijo...

Adoro a Sugar!! La película es genial y ella es igual que su nombre.. tan dulce!!

deWitt dijo...

Yo de mayor quiero ser como Wilder!