30.11.09

ana


mira que nos gustan las historias de princesas que por un día no quieren ser princesas... la princesa ana que lo único que quiere es cortarse el pelo, pasear en vespa por roma y decidir que hacer... como comerse un helado en la plaza de españa y sentarse en un café a ver pasar a la gente... bailando en un barco creo que descubre que su día de libertad tendrá consecuencias que no había calculado... como ese dejar parte de su corazón con él... y tener que dar la mano a todos los periodistas para tocar por última vez su mano...
mira que nos gustan las historias de princesas que no quieren ser princesas... y mira que nos duele que no tengan un final feliz esas vacaciones en roma...

3 comentarios:

patricia dijo...

es que son historias preciosas, quien no ha querido protagonizalas alguna vez... eso de fingir ser anónima sin serlo tiene mucho atractivo. y en una ciudad como roma mucho más...
audrey lo borda, es maravillosa... creo que en ninguna otra de sus películas está tan adorable como en esta...
la escena en que le da la mano al final me pone un nudo en la garganta, porque representa la evidencia de lo que no puede ser... sí que duele, sí...
tus divas son geniales, siento haberme perdido este blog...
muchos besos guapa!

naná dijo...

esa escena y del coche son dolorosas...
gracias cielo... ya ves, reabriendo antiguos blogs... a veces me preocupa esto de tener tantos blogs abiertos...
para mi que no estoy bien de la cabeza... jejeje...
besos guapa!!!

abril en paris dijo...

Otra de las mias..! :-)
¡Ana(Audrey) es la princesa menos princesa que todos adoramos y Joe Bradley( Peck) el periodista más distiguido y atractivo del mundo!
¡todos queremos que ella huya con él..lástima de final feliz!

Saludos :-)